Violación de confidencialidad a causa del proceso de desvío judicial

Un director de una escuela de Massachusetts se dio cuenta que una estudiante no asistiría a la escuela por asistir a una audiencia de desvío judicial. El sacó a la estudiante de la clase, la llevó a su casa, y le informó a su madre de su embarazo y de su deseo de tener un aborto. Su madre la obligó a llevar su embarazo hasta el final contra su voluntad.

Una abogada recibió una llamada desesperada de su clienta diciendo que, aunque la escuela estaba tomando su ausencia como justificada, de cualquier manera eso se anotaría en su boleta de calificaciones. Ya que ella regularmente tenía una asistencia perfecta, sabía que sus padres notarían la ausencia justificada y exigirían una explicación.

Una joven estaba en el pasillo de un juzgado esperando su audiencia de desvío judicial cuando el grupo de la clase de civismo de su hermana entró en un recorrido de campo.

Una joven se topó con un vecino en el juzgado al asistir a su audiencia de desvío judicial.

Una joven se encontró con su abuela, que tenía un empleo como funcionaria de juzgado.

Una joven se ocultó en los baños para evitar ser vista por un familiar que trabajaba en el juzgado.

Una joven se topó con su padre justo afuera del juzgado.

Solo unos días después de que una joven asistiera a una audiencia de desvío judicial, sus padres recibieron una carta anónima de un grupo anti aborto informándoles de la fecha, hora, y del asunto de la audiencia. Los miembros del grupo anti aborto habían visto a la joven en el juzgado y la identificaron buscando su cara en los anuarios de las preparatorias.