Parents sent her to India to force her to carry to term.

A young woman feared her parent’s reaction to the news that she was pregnant with the child of a young man of a different ethnicity of whom her parents did not approve. Upon hearing of her pregnancy and her plan to have an abortion, her parents sent her to India against her will to prevent her from terminating the pregnancy.

StopPNA parental notice of abortion act in Illinois harms young people

#Homelessness is just one consequence of forced parental involvement. Help #stoppna for youth in #IL. #abortionrights http://stoppna.org

After being raped, her mother threw her out of the house.

StopPNA parental notice of abortion act in Illinois harms young people

In cases of rape, forced parental involvement is extremely dangerous. #StopPNA for youth in #IL. #abortionrights http://stoppna.org

A thirteen year old from Massachusetts was raped by her mother’s boyfriend. When she became pregnant, she felt that she could not turn to her mother. However, upon learning that in order to have an abortion she would have to either tell her mother or get a court order, she decided that she simply could not face a judge. Left without any other option, she told her mother. Her mother’s responded by calling her a slut and threw her out of the house.

Joven con temor a/experimentando violencia y abuso emocional

Una joven vivía con su padre, quien la atemorizaba casi todo el tiempo. Además de temer por su seguridad, ella prefería no decirle a su padre sobre su embarazo porque creía que reaccionaría llamándola mujerzuela y presentando una petición de hijo con necesidad de supervisión en un juzgado juvenil, algo que ya había hecho en el pasado.

Una hermana adulta de una adolescente embarazada reveló a una clínica que desde que supieron del embarazo de su hermana, sus padres se habían dedicado durante largo tiempo en degradar a su hermana (por ejemplo, al llamarla repetidamente mujerzuela y decirle que no era una buena persona) y aislándola de toda fuente de apoyo externo. La adolescente embarazada se había deprimido tanto que temía que ella tratara de suicidarse. La hermana mayor pensó que la situación era tan terrible que llamó a DCFS.

Cargas llevadas al acceder a o evitar un desvío judicial

Una estudiante universitaria de calificaciones perfectas proveniente de una familia que se oponía fuertemente al sexo antes del matrimonio y al aborto por sus creencias religiosas. Estaba tan desesperada por no decepcionar a sus padres que condujo cientos de millas desde Minnesota, donde había una ley de involucramiento de padres, hasta una clínica de Illinois para poder tener un aborto sin quedar mal con sus padres.

Una joven vivió en un pueblo donde únicamente había un autobús que iba al juzgado cada día. Ella llegó a la estación de autobuses a tiempo, pero tuvo que ir al sanitario debido a sus achaques. Mientras estaba en el baño, el autobús se fue. Determinada en no perder su audiencia lo cual la obligaría a retardar su aborto, se fue pidiendo aventones durante 40 millas hasta el juzgado, algo que nunca hubiera hecho antes.

Otra joven no tenía a nadie en quien confiar para que la llevara al juzgado, y no tenía acceso a un auto, autobús o tren. Su única opción era tomar un taxi alrededor de 80 millas hacia el juzgado, que fue justamente lo que hizo. Desafortunadamente, el taxi era mucho más caro de lo que había esperado y no tenía suficiente dinero para llegar al juzgado. Cuando se quedó sin dinero, a una buena distancia del juzgado, tuvo que bajar del taxi en la próxima estación del metro. Asustada y desconociendo una ciudad extraña en la que nunca había estado, esta ingeniosa joven se las arregló para llegar al juzgado. Debido a que se vio obligada a gastar gran parte de su dinero en el transporte, sin embargo, ya no pudo pagar el aborto sin tener que pedir un préstamo.

 

A young woman confided in her favorite teacher

StopPNA parental notice of abortion act in Illinois harms young peopleA young woman confided in her favorite teacher about being pregnant. The teacher must have told the principal, who called her mother.  When she came home from school, her mother was furious.  That night when she was asleep, her mother came into her room, turned on the light, threw off her covers, tore her clothes off, and beat her with a cord.  She told her best friend about the beating, and her best friend’s mother who called DCFS to report the mother’s actions. She was removed from her home and had to be accompanied to her clinic appointment by a DCFS case worker.